La controversia sexual de Guapis.

Artículo de nuestra colaboradora Lara Gómez.

El cine, como ya he hablado anteriormente en otros artículos, es un reflejo de la sociedad o en su defecto, es el máximo exponente de algunos conceptos sobre los que el autor o director piensa que deberíamos reflexionar.  Guapis (Mignonnes, Maïmouna Doucouré, 2020), o también muy conocida por su nombre en inglés; Cuties, es la nueva polémica social del cine.

La película nos cuenta la historia de Amy, una niña musulmana de 11 años que vive en uno de los barrios pobres de París. El argumento se centra en cómo la sociedad le obliga a experimentar con su feminidad a una edad temprana, al mismo tiempo que se cuestiona algunas tradiciones religiosas que no entiende. Principalmente existen dos tramas: cómo Amy gestiona su situación familiar (propiciada por su religión) y cómo lucha por sentirse integrada en un grupo de baile formado por compañeras de clase de un nivel adquisitivo mayor que ella. Por ende, la película contempla situaciones sociales difíciles y esperamos que nos muestre los cambios por los que sufre su protagonista; es decir, un coming of age algo diferente ya que encontramos este elemento crítico particular.


Sí pero no.

La película se estrenó en Netflix el 9 de septiembre, pero su controversia nació incluso antes de esta fecha. La imagen con la que la plataforma promocionaba la película difiere altamente con la elegida por el equipo responsable de la misma. En ella se lleva a la película hasta la idea más pura de la sexualización de menores.

Netflix recibió tantas críticas, como también su directora, que tuvo que lanzar una disculpa pública a través de Twitter. “Lamentamos profundamente la portada inapropiada utilizada para la película Guapis. No fue acertada, ni tampoco representaba la película francesa ganadora de un premio Sundance. Hemos actualizado las imágenes y su descripción”, leía el tuit. La fuerza de las críticas fue masiva, de hecho, se pedía su retirada de la plataforma antes de ser lanzada.

Una vez disponible, las opiniones de los usuarios han tomado dos caminos muy diferentes. Hay quienes defienden la película ya que muestra una realidad social que no queremos aceptar o ver, y que por tanto no se soluciona; pero también hay quien critica las formas en las que esto se ha llevado a cabo. Entraríamos un poco en el debate moral sobre si el fin justifica los medios. Y permitidme que me posicione, pero en este caso no; la sexualización de menores no queda justificada por un fin que no termina de establecerse.

Si bien es cierto, Doucouré pretende poner sobre la mesa un debate crudo y una imagen real. Ella defiende sus elecciones cinematográficas ya que sirven para incomodar al espectador y que este tome cartas en el asunto. Sin embargo, me gustaría recordaros que hablamos de niñas de 11 o 12 años como mucho. Claramente el espectador se ve en una posición incómoda, pero también es cierto que la similitud que existe en algunos planos con aquello que ojalá no existiera, como es la pedofilia infantil, es demasiada. Se abusa de forma exagerada del cuerpo de las jóvenes actrices en escenas repletas de planos detalle de sus partes íntimas tanto traseras como delanteras. Se hace hincapié en estas cuando las protagonistas se exhiben en bailes sensuales imitando a tantos videoclips actuales, pero dónde aquí cada uno es peor que el anterior tal y como avanza el film.

La justificación más empleada recae en que la historia está contada desde el punto de vista de una niña, y en cómo ella percibe los estímulos, la sociedad y lo que debe sacrificar para encajar: pero entonces surge un problema de guión. Si la idea es enseñarlo a través de sus ojos, ¿por qué no criticarlo? ¿Por qué no enseñarle a Amy que aquello que está haciendo es por una sociedad corrupta que sexualiza a la mujer para conseguir fama y repercusión? Realmente a ella nunca nadie le explica qué es lo que está sufriendo. En cambio, los personajes que repudian su actitud (la cual ella no entiende porque no sabe qué debería estar o no estar haciendo) simplemente se dedican a insultarla. Emplean la palabra puta o prostituta de manera deliberada en numerosas ocasiones sin atender a la razón de por qué se comporta así.

Llegado a este punto, me gustaría insistir en que criticar esta película no se trata de usarla contra las propias niñas o mujeres que sufren de esto. No debemos criminalizar a Amy en la película o a quienes les ocurre en la vida real: recordemos que ellas son las víctimas.

Por último, y mencionando la trama paralela que rodea a la familia de Amy, recalcar que es mucho más severa y pausada, aunque ya puestos a opinar, considero que no se tiene en cuenta la bestialidad de las imágenes que se muestran en una u otra. Pocas veces se cruzan, y cuando finalmente lo hacen, la reflexión es prácticamente nula. Así, que la posibilidad de compensación de los errores de una, simplemente no puede ayudar a la otra.

El resultado de lanzar esta película fue un descenso de hasta 5 veces superior al usual de las cancelaciones a Netflix los días posteriores a su estreno. La frase más destacada entre las personas que se dieron de baja de la plataforma es “no apoyaré la pedofília” y variantes. En Tyler County Texas, Netflix se enfrenta a un delito en algo similar a la muestra de menores en actividades sexuales que llega a una multa de $20.000. 

Recientemente, Ted Sarandos (creador de Netflix junto a Reed Hastings) defendió la película aludiendo y criticando la censura que entendió que pedía la sociedad americana sobre la historia. El problema reside en que todo lo que está mal en esta película no es el argumento; sino en la manera de contarlo, porque al menos para mi, la película es todo aquello que critica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s