Quibi, la nueva apuesta audiovisual

Artículo de nuestra colaboradora Lara Gomez

A no muchos nos suena esta palabra: Quibi. El término que ha adoptado esta nueva plataforma en streaming viene de Quick Bites (pequeños bocados). Es una apuesta muy concreta, que conlleva también a ser muy arriesgada. Hoy en día existe tanta oferta audiovisual que solo queda reinventarse, y Jeffrey Katzenberg (ex-consejero de Disney) junto a Meg Whitman (ex-directora de HP) han pensado en que no hay que dejarse las cosas a medias: han decidido apostar por la adaptación al tiempo y al formato.

En esta nueva era de la comunicación prima que el formato sea móvil y el tiempo, de corta duración. De la fusión de ambas ha nacido Quibi, la plataforma en streaming para móviles que nos presenta una apuesta cuanto más interesante, pero en dosis de capítulos de entre 5 y 10 minutos. Se lanzó en abril, por lo que cuenta con una vida útil de apenas unos meses pero que dispone a sus usuarios de una cantidad brutal de contenido exclusivo. Algo que todavía no habíamos visto en streaming, ya que Disney cuenta con diferentes marcas y años de contenido anterior al que podía acudir. En este caso, desde una prueba gratuita de 90 días te permiten disfrutar de todas estas series que no encontraras en ningún otro lugar. Su objetivo comercial es principalmente que su aplicación y su formato se conviertan en parte de tu rutina; y que al acabar este periodo, estés dispuesto a pagar alrededor de 5 euros mensuales; u 8 si no quieres verte interrumpido por los pocos anuncios que existen en la versión más económica.

Después de investigar sobre la plataforma, Quibi no se considera un competidor de Netflix, Amazon o similares. Partiendo de la base de que solamente está disponible para móviles, y teniendo en cuenta que algunas de sus series cuentan con este formato para contar la historia completa: en vertical vemos una perspectiva y en horizontal a otro personaje. Si analizamos los momentos en los que han enfocado sus insights en los spots podemos observar que se trata de momentos en los que apenas tenemos 10 minutos libres, como esperar al bus o a que la comida se caliente en la facultad. Sus episodios son perfectos para estos momentos vacíos, y es ahí donde quieren entrar para quedarse. No pretende competir con largas noches pegados a la pantalla, sino con ese video que te pones de Youtube justo antes de dormirte, ya tumbado en la cama. Hay quien lo compara a Youtube, pero es bien diferente ser competidor directo a serlo indirecto. Quibi tiene un público objetivo mucho más concreto, una calidad y una originalidad que Youtube aún no ha sabido experimentar.

De hecho, sus originales no se lanzan todos de una como pueda pasar en Netflix, donde te encuentras de golpe con 8 capítulos de una hora de la última temporada de la Casa de Papel. El contenido de Quibi es continuo, y para ello han establecido un lanzamiento diario de capítulos de series, películas y documentales, como también de noticiarios. Además de estrenar los programas semanalmente. El presupuesto que hay detrás de estas medidas es estratosférico, solamente posible gracias a la cantidad de marcas que han decidido formar parte de esta revolución audiovisual. Aunque las marcas no son los únicos nombres que resuenan en Quibi.

Otro elemento de gran importancia es el equipo con el que cuentan para cada producción. Han decidido apostar por actores, directores y guionistas con renombre. Prácticamente todo aquel que se pueda considerar con una carrera establecida en el mundo del cine, tiene o tendrá próximamente un show en Quibi. Podemos hablar de Steven Spielberg, quien disfrutará de una serie de terror que solamente se podrá ver al anochecer; Joe Jonas, un documental sobre viajes; Sophie Turner, un drama de acción o Jennifer López, a la cabeza de una serie de documentales sobre diferentes comunidades y el reino animal. A parte del presupuesto, como ya hemos comentado anteriormente, esta variedad de contenido y talento se da gracias a que su política de derechos de autor es algo con lo que no nos habíamos encontrado antes. La exclusividad del show en Quibi, con su respectivos derechos de emisión duran 2 años desde su estreno, cuando se podrá vender a otras plataformas. La novedad es que después de 7 años, los derechos se encontrarán completamente bajo las decisiones de los creadores; dejando así oportunidad a proyectos propios que no tenían cabida en otras plataformas.

El caso es que algo estará haciendo bien si Quibi ha recibido 10 nominaciones a los Emmy en tan poco recorrido. Si bien es cierto que empecé a escribir este artículo de manera algo negativa y escéptica con la plataforma, tras la investigación he llegado a un punto donde me encuentro lista para adentrarme en sus 90 días de prueba gratuita. Nos vemos en tres meses con un review de contenido y recomendaciones de sus mejores bocados. Y vosotros, ¿le vais a dar una oportunidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s