Generación Confinada, de Insight España

¿Cuántas veces nos han dicho que estamos enganchados a la tecnología? Obsesionados con las redes sociales, con las series y los móviles. 

Esta vez todo ha sido un servicio Prime. Todo lo malo que decían de nuestra generación, nos lo han metido en un paquete de Amazon, nos lo han enviado a casa y nos han encerrado bajo llave. Todo lo que un día llamaban como obsesión, pasotismo y dependencia tecnológica ha llegado al último nivel. Es como cuando te pasas tu juego favorito y subes a tus pokemons al nivel 100. Nos hemos aburrido y ha llegado el final. Es lo que sentimos llegando a este punto. Hemos hecho de todo: nos hemos pasado Netflix como si fuese un videojuego, nos hemos creído que el TikTok es la nueva pista de baile, Bad Bunny y J.Balvin nos han torturado sacando sus discos en estos instantes, estamos al día después de haber visto todas las historias de Instagram y nos hemos cansado de contar nuestra vida en las redes sociales. Bueno, la mayoría sigue contando sus hazañas por casa, pero eso no se puede considerar vida.

Nos han cavado nuestra propia tumba en la que han tirado todo lo que representamos y nos han encerrado junto a ello. Desde hace un tiempo ya se nos dió un toque por parte de las  marcas como Ikea o Ruavieja con distintos mensajes pero hasta que uno no lo pierde, no lo valora. Tenemos que vernos más, pero no nos dio tiempo. Tenemos que que hablar más cara a cara y acabamos teniendo conversaciones en un chat frío decorado por emoticonos. Cuántas veces nos hemos quedado en casa porque no nos apetecía salir de fiesta o ir a tomar algo con nuestros amigos, hemos puesto excusas baratas, pero no supimos valorar y aprovechar nuestro tiempo. Incluso dejar de lado el móvil para charlar con nuestros abuelos y conocerlos mejor y ahora no podemos ni visitarlos.

Cuantas cosas pensábamos que no eran importantes y han acabado siendo las más esenciales como es el tiempo. Las agujas del reloj ya ni se notan pero las tenemos clavadas muy adentro. No existe el futuro, pero es que tampoco existe el presente que estamos viviendo. Estamos en modo avión esperando que pasen las turbulencias y poder volver a conectar los datos. Estamos hartos de llevar el cinturón de seguridad y esperar horas y horas, pero no todos los viajes son iguales y el que nos ha tocado es denso.

Solo espero que esta cuarentena sea una lección. Que este virus es una enfermedad, pero es que nosotros llevamos enfermos desde hace tiempo ya, estando confinados por nuestros propios vicios.

Un comentario en “Generación Confinada, de Insight España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s